Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Miércoles, septiembre 20 de 2017
 

Parti - Sí - Pa

Eucaristía y acto académico de pedido de perdón

Bogotá 3 y 4 de septiembre de 2017

Viernes 1ro de septiembre de 2017

2 | |

1000 integrantes de la iglesia católica de Colombia (laicos, clero y vida consagrada), con el apoyo de miembros de nuestra iglesia en diversos países del mundo, hemos suscrito una carta pública de pedido de perdón a Dios y a las víctimas por la responsabilidad de nuestra iglesia en las múltiples violencias que vienen del pasado.

Lo hacemos en momentos en que nuestro país transita en la búsqueda de la esquiva paz, en el anhelo de algún día alcanzar la reconciliación, para la que gestos como pedidos de perdón son tan esenciales.

Nos inspira la comunión de los Santos que nos hace partícipes con las actuaciones consecuentes con el Evangelio por parte de los miembros de nuestra iglesia, que ha llevado a muchos seguidores de Jesús al punto de entregar su vida en fidelidad a su fe, como también con los pecados que la han alejado de la voluntad de Dios, en especial cuando motivaron, en épocas determinadas de nuestra historia, la toma de partido por los conservadores en contra del liberalismo, la persecución a pensamientos contrarios a sectores detentadores del poder político y económico, la bendición de la guerra, y el respaldo de algunos de sus miembros a la confrontación y la censura del otro, entre otras situaciones.

Nos anima la actitud penitencial del papa Juan Pablo II, quien en 94 oportunidades pidió perdón por los pecados de la iglesia. Similar actitud y en diversas ocasiones también lo ha hecho el papa Francisco, como su reciente pedido de perdón por la implicación de sacerdotes, religiosos y obispos en el genocidio de Ruanda. Somos conscientes, como lo expresó en su momento Juan Pablo II, que pedir perdón “en ningún modo le hará daño al prestigio moral de la iglesia, el cual más bien se reforzará por el testimonio de lealtad y de valentía en el reconocimiento de los errores cometidos por sus hombres y, en cierto sentido, en su nombre” (Accattoli, Luigi, “Quiando il Papa Chiede perdono”, Oscar Saggi Mondatori, Milano 1997, pg.55).

Como parte del proceso seguido con la carta, celebraremos un acto litúrgico de pedido de perdón en presencia de representantes de las víctimas de la Diócesis castrense, del grupo paramilitar Los 12 Apóstoles, y de las persecuciones al Gaitanismo y partido Liberal, al partido comunista, y a los pueblos indígenas. Este acto litúrgico se acompañará de un acto académico, donde víctimas, obispos, teólogas y teólogos daremos cuenta de las razones teológicas que animan éste gesto.

Eucaristía de pedido de perdón a Dios y a las víctimas:
Domingo 3 de septiembre 2:00 p.m.,
Voto Nacional
Cra 15 No 10-73 Bogotá.

Con representantes de víctimas:

Hilda Quiroga. Su esposo, Jacinto Quiroga, fue torturado en guarnición militar de el Socorro Santander en el año de 1979 que contaba con Capellanía castrense de nuestra iglesia. En sus cartas desde la cárcel con dolor, compartió que sus torturadores participaban de la eucaristía que nuestra iglesia celebraba en la guarnición. Años después fue asesinado por militares en 1990.

María Eugenia López. Familiares suyos fueron asesinados por el grupo paramilitar “Los 12 Apóstoles” en La Solita, Campamento, Antioquia. En ese grupo paramilitar, según testigos, participó el sacerdote de Yarumal Gonzalo Javier Palacios. El clero de la diócesis del padre Palacios, contradiciendo la verdad de las víctimas, lo respaldó con comunicados que llegaron a las instancias de justicia, para que no fuera acusado.

Gloria Gaitán. Hija del líder social político y director del partido Liberal Jorge Eliecer Gaitán, quien fue asesinado el 9 de abril de 1948 cuando era el candidato más opcionado a la presidencia en representación de los sectores más empobrecidos de la sociedad. En ese contexto, él y su movimiento, padecieron una fuerte persecución por parte de nuestra iglesia. Su movimiento ha sido también víctima de “memoricidio”. Las ideas fueron perseguidas por nuestra iglesia desde directrices del papado y de nuestras conferencias episcopales.

Integrante del Partido Comunista. El partido Comunista fue perseguido por nuestra iglesia desde directrices del papado, antes del Concilio Vaticano II. Llegamos hasta emitir decretos de excomunión para los comunistas. En Colombia éstas directrices eclesiásticas se convirtieron en decretos para sancionar penalmente a quienes hicieran parte de alguna organización política que se vinculara con el comunismo. “El comunismo internacional atenta contra a tradición y las instituciones cristianas y democráticas de la República, perturba a tranquilidad y el sosiego público” (decreto 0434 de 1956). Se conocen muchos casos de campaña de miembros de nuestra contra hombres y mujeres específicos en zonas del país, que se han extendido hasta nuestros días.

Marcia Mejía Chirimía. Del pueblo Eperara Siapidara, víctima de la evangelización de nuestra iglesia que no respetó sus divinidades ni espiritualidades. Sus ancestros fueron víctimas de nuestra imposición con la cruz y la espada del Evangelio, del saqueo de las riquezas de los territorios que ancestralmente le han pertenecido y de crímenes innumerables. Es escandaloso para su pueblo, pero también para nuestra propia fe en Jesús, que los restos del conquistador Gonzalo Jimenez de Quesada, responsable de cerca de 10.000 crímenes de indígenas, reposen en una capilla dentro de la catedral primada de Bogotá, como si fuera un prototipo de cristiano.

La Eucaristía “Misa Colombiana”, será cantada por el coro del maestro Mauricio Lozano.

Acto académico ¿Por qué pedimos perdón?
Pontificia Universidad Javeriana
Auditorio Jaime Hoyos
Edificio 95: Manuel Briceño
Carrera 7 # 40-62
10:00 a.m.

Modera Hna Carolina Pardo, Franciscanas de Nuestra Señora de Lourdes.

* La Carta de Pedido de Perdón
P. Alberto Franco o Abilio Peña y hna Cecilia Naranjo, Mil Firmas por el Perdón.

* Saludo y oración desde la solidaridad internacional con la petición de perdón
Monseñor Raul Vera, Diócesis del Saltillo, México, Presidente de Servicio Internacional de Solidaridad Mons Oscar Romero- Sicsal-.

* La Fuerza Evangélica del Perdón
P. Luis Guillermo Sarasa S.J, Decano Facultad de Teología Universidad Javeriana.

* La doctrina papal que inspiró la persecución a liberales, socialistas y comunistas por parte de la iglesia católica antes del Vaticano II
P. Javier Giraldo S.J, 1000 firmas por el Perdón.

*¿Se puede pedir perdón por los pecados del pasado de la iglesia?
P. Luis Javier Palacios S.J.

*¿Qué puede significar para las víctimas que les pidamos perdón como iglesia?
Ana María Bidegaín, Universidad Internacional de Miami.

* Significado de pedir perdón para la academia y otras expresiones de fe.
David Vasquez-Levi, Presidente del Pacific School of Religion de Berkekey, California.

* La Reparación a los pueblos indígenas del Ecuador de Monseñor Leonidas Proaño
Nidia Arrobo Rodas, Fundación Pueblo Indio de Ecuador.

* ¿La iglesia española debe pedir perdón?
Evaristo Villar, Comunidad Santo Tomas de Aquino, Madrid, España.

* El caso de la Diócesis castrense en Italia
P. Tonio Dell’ Olio, Ciudadela de Asís- presidente de Libera Internacional, Italia.

Invitan:

1000 firmas por el perdón y la Facultad de Teología de la Pontifica Universidad Javeriana.

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya