Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Sábado, marzo 25 de 2017
 

Comisión Ética

Informe Comisión Ética sobre visita a Curvaradó

Jueves 12 de diciembre de 2013

2 | |

Informe de la Comisión Ética Internacional sobre el acompañamiento a la acción de dignificación frente a la base militar en Curvarado y visita a la Comunidad de Las Camelias

La Comisión Ética Internacional de la Verdad fue invitada a participar en el acto de dignificación frente a la base militar del Batallón de Selva 54 adscrito a la Brigada 17 del Ejercito en el territorio colectivo de Curvaradó, comunidad de Llano Rico, que se celebró el día 6 de diciembre de 2013.

El acto de dignificación fue preparado por las 23 comunidades afectadas del Curvaradó, indígenas de Alto Guayabal y delegados de las Cuencas del Jiguamiandó y Pedeguita y Mansilla.

Los miembros de la Comisión llegaron a la comunidad de Las Camelias el día anterior de dicho acto y permanecieron en dicha comunidad hasta el 7 de diciembre. Fueron informados en la asamblea de la comunidad el 5 de diciembre de la organización del mencionado acto, así como de la agenda completa del día del mismo, que incluya una asamblea formativa sobre la razón e importancia de la consulta previa y la celebración de una vigilia comunitaria en memoria de las víctimas del conflicto.

Además de la participación en el acto de dignificación, los miembros de la Comisión de Ética recogieron testimonios de los campesinos de la zona, estuvieron presentes en la asamblea formativa y participaron en la vigilia.

Constataciones

Acto de Dignificación

El acto de dignificación fue convocado en protesta ante la falta de una consulta previa para la instalación de la base. A pesar de que informaciones del Ejercito indicaban que se había realizado esa consulta, en realidad esta no tuvo carácter formal, ya que no fueron consultados los consejos comunales de las comunidades presentes en el acto. Esta supuesta consulta se había reducido a individuos de tan solo tres comunidades.

El día del acto los miembros de las comunidades participantes fueron llegando desde distintos lugares próximos a la base, para concentrarse frente a la misma. Durante la caminata que les conducía al encuentro fueron estorbados y retenida su marcha por miembros del ejército, a pesar de que la actitud de los campesinos fue siempre pacífica.

Los distintos grupos de las comunidades estaban compuestos por hombres, mujeres, niños y ancianos, cuya actitud fue siempre pacifica. Se reunieron frente a la base militar alrededor de las diez de la mañana el día referido. En todo momento hubo presencia de acompañantes internacionales de varios países, EEUU, Ecuador, y España.

Una vez reunidos delante de la base, algunos campesinos expresaron su protesta ante la falta de una consulta previa para la instalación de la base. Se dirigieron palabras hacia los soldados, indicando que no los consideraban sus enemigos, sino que forman parte del mismo pueblo al que deben proteger. Se exhibieron carteles con diversos lemas que señalaban asimismo la desprotección, por parte del gobierno, de los campesinos, con referencia también a las víctimas y a los desplazamientos sufridos por las comunidades campesinas. Incluimos unos ejemplos:

Somos campesinos hijos de este pueblo que estamos luchando para retornar hoy al territorio con mi comunidad por eso no queremos su base militar

Al gobierno de Santos le queremos decir bases inconsultas metieron aquí

¿A quién le preguntaron? ¿A quién le consultaron? ¿O se les olvida quiénes nos desplazaron?

En memoria de nuestros seres queridos victimas de esta violencia

No mas persecución ni señalamiento a nuestros lideres a las comunidades y a las organizaciones solidarias con nuestro proceso

Estos carteles fueron colocados en las cercas de alambre situadas frente a la base militar. En distintos momentos se entonaron canciones que hablaban de la confianza en Jesús e invocaban su ayuda; otras fueron entonadas por niños en las que se deseaba un futuro sin guerras. Asimismo hubo participación de los miembros de la Comisión Ética, quienes mostraron su apoyo – transmitido desde sus países de origen – al acto de dignificación campesina por medio de un mensaje escrito.

Ante la acción de dignificación, la respuesta militar revistió varias formas. Algunos soldados usaron desde sus garitas de vigilancia sus celulares para fotografiar a los campesinos siguiendo un criterio selectivo; también fue utilizada una videocámara para filmar a los participantes del acto. Interrogados por el motivo de la filmación, el representante militar respondió que “querían dejar constancia de no haber dañado a los manifestantes” y, de otro lado, que “tenían todo el derecho a filmar lo que les diera la gana”. Semejante actitud quizás esté relacionada con los rumores que circularon días antes del acto, según los cuales los campesinos “se manifestarían violentamente frente a la base”. Al mismo tiempo, durante el comienzo y el desarrollo del acto de dignificación, un helicóptero militar sobrevoló y aterrizó en la base, siendo seguido por otro, que sólo la sobrevoló.

Constatar finalmente que, cuando los campesinos fueron abandonando los alrededores de la base, una formación de soldados armados, situados en fila en los dos lados y a lo largo de la carretera, supuso una intimidación a los campesinos, que únicamente pudieron abandonar el lugar usando transportes.

Testimonios

Durante la visita de la Comisión Ética fueron recogidos varios testimonios de los campesinos quienes manifestaron:

• La continuidad de los hostigamientos y amenazas a distintos lideres de las comunidades.

• En el proceso de restitución de tierras el gobierno ha intentado excluir a los mestizos, violando la Ley 70 que indica que tienen derecho a la titularidad de la tierra quienes hayan permanecido en la misma durante 10 anos continuados antes del desplazamiento.

• El bloqueo, desde instancias gubernamentales, de la candidatura de determinados líderes de las comunidades para los consejos comunitarios.

• Su valoración positiva del acto de dignificación delante de la base militar por lo que supone de afirmación de sus derechos sobre la tierra y su autonomía a la hora de tomar decisiones que les afectan. Si bien algunos de ellos mostraron su preocupación de ser señalados por su participación incluso llegando a recibir alguna amenaza tras dicha participación.

• La participación y apoyo internacional fueron vividos por los miembros de las comunidades como un factor imprescindible en la lucha que mantienen por sus derechos.

• Su preocupación por la introducción de usos (transgénicos, abonos no naturales…) en los cultivos, que no respetan sus costumbres ancestrales y que suponen para ellos una dominación añadida.


Vigilia

La lluvia impidió el plan programado para que la vigilia se iniciara en la Casa de la Memoria y se continuara con una procesión hacia la orilla del rio, lugar al que fueron arrojados muchos cadáveres de victimas del conflicto durante los anos de los desplazamientos forzados. Hubo entonces que permanecer dentro de la Casa de la Memoria. El protagonismo lo tuvieron un grupo de pastores que dirigieron el acto con lecturas bíblicas, sermones, invocaciones, y canciones, lo cual impidió la participación activa y espontanea de los miembros de las comunidades presentes.

Conclusiones

• La construcción inconsulta de la base militar supone una violación de los derechos que marca la Ley 70 con respecto a la obligación de consulta a las comunidades en proyectos que pueden afectar a sus tierras y a sus miembros.

• Continúan las amenazas a lideres comunitarios como instrumento de intimidación hacia quienes defienden los derechos de las comunidades.

• El gobierno colombiano esta bloqueando la postulación de lideres para los Consejos Comunitarios, aunque cumplan con todo los requisitos que se definen en Articulo 10 de la Ley 70.

Recomendaciones

Le pedimos al gobierno colombiano que:

• Respete y haga respetar la legislación que el mismo promueve. Referido, claro esta, a Ley 70, en todo su articulado.

• Utilice todos los medios de que dispone para que finalice el estado de indefensión de ciudadanos colombianos que viven en las comunidades campesinas.

• Reiteramos la recomendación realizada en anteriores ocasiones y que dice literalmente “que haya garantías reales en el proceso de restitución de las tierras en cumplimiento del Auto de la Corte Constitucional del 18 de mayo del 2010.

Bogota, diciembre 2013

Stephen Haymes, Universidad de DePaul, EEUU

Comunidad cristiana de Santo Tomás (España)

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya