Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Viernes, noviembre 17 de 2017
 

Por lo menos sus nombres 31

Desmovilización Bloque Elmer Cárdenas

Miércoles 12 de abril de 2006

2 | |

Génesis de la Iniquidad

Hoy, miércoles 12 de abril pasadas las 2:30 p.m., en el municipio de Necocli, departamento de Antioquia, 309 integrantes de la estrategia militar encubierta que operaron bajo los nombres de estructuras “Bloque Elmer Cárdenas” que operan en el Bajo y Medio Atrato y en el Norte de Choco y Antioquia que limita con el Golfo de Urabá iniciaron la primera entrega de armas.

El nuevo artificio teatral se realizo en el caserío de Mello, municipio de Necocli, departamento de Antioquia, en presencia de su comandante ALFREDO BERRIO, allí llegaron los ejecutores de planes criminales de asesinatos, de persecución, de aniquilación de afrocolombianos, indígenas, mestizos en Truandó, Domingodó, Salaqui, Murindó, Bellavista, Curvaradó, Jiguamiandó, Salaqui., La estrategia militar encubierta, de "civiles" armados vestidos de camuflado se desarrollo bajo el auspicio de la Brigada 17.

Bajo diversos nombres, primero como Autodefensas Campesinas de Córdobas y Urabá, luego bajo las Autodefensas Unidas de Colombia, luego del Bloque “Elmer Cárdenas" y en combinadas actuaciones con el “Bloque Bananero” en desarrollo de una estrategia común con la Brigada 17 generaron desplazamientos individuales, colectivas, asesinatos selectivos que han generado el control y la extensión de siembra de coca en la región, la siembra de palma 14 caseríos de familias desplazadas del Curvaradó y la apropiación de tierras en el Truandó, el Salaqui y el Cacarica, en territorios sobre los cuales proyectan el desarrollo de la agroindustria.

Por eso no es de extrañar, el que hayan construido una mesa diferente de conversaciones para su dejación parcial de armas a la realizada en Santa fe de Ralito y el que se hayan propuesto conformar un ahorro de 7000 millones de pesos de los recursos que recibirán del gobierno nacional, los cuales invertirán en proyectos productivos agroindustriales, los que ya se saben se vincularan para la palma, la ganadería extensiva, el primitivo y la deforestación que se adelante en el Cacarica, Truandó, Curvaradó, Jiguamiandó, Salaqui como anticipo de la explotación del cerro cara de perro y las obras de infraestructura proyectadas como los poliductos. Progreso fundamentado en la sangre, en la impunidad, en la posesión ilegal de tierras y en la destrucción ambiental

Los “civiles” armados de la estrategia paramilitar con este nuevo espectáculo que forma parte de nuestra costumbre y que no contó con resonancia mediática, se pretende ocultar las actuaciones realizadas en unidad de acción con estructuras militares y policiales, se pretende cubrir como a sangre y fuego se apropiaron de los territorios colectivos, presionando y comprando notarios, y recurriendo a formas perversas de legalización de lo mal habido.

La desmovilización del BEC es parte de la reingeniería paramilitar, pues sus estructuras armadas, sus fuentes de financiación, su aparato militar se renueva en el marco de la política de seguridad institucional.

Ante el teatro de emulación de la criminalidad que ofende los mínimos de la sensibilidad humana y la conciencia de la humanidad, y que usan de inconfesables formas de control social para construir un Estado de Hecho basado en el falso desarrollo por los Menos sus Nombres. Nombres de algunas de sus víctimas, mientras es posible la justicia.

Nombres de vidas humanas acallas, exterminadas de pueblos indígenas, afrocolombianos, mestizos por una estrategia militar sustentada en doctrinas de seguridad nacional, en estructuras del narcotráfico y de sectores empresariales que usan de cualquier medio para maximizar sus ganancias.

Nombres que hablan, que dicen de una estrategia criminal que nació con el Estado, quién hoy los asume públicamente como una nueva etapa del Estado de Hecho que se ha ido construyendo en Colombia. Documentos, escritos, memoria de la iniquidad, apartes de Documentos que inspiraron la actuación de esta maquina criminal

Por los Menos sus Nombres, algunos nombres en un Estado de Hecho. Una paz como simulacro de paz. La paz pacificada. La paz sin justicia. La paz del silencio. La paz sin Democracia real. POR LO MENOS SUS NOMBRES MIENTRAS ES POSIBLE LA JUSTICIA

POR LO MENOS SUS NOMBRES.

01-Ene-97:
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, ACCU”, incursionaron en la zona rural de este municipio y asesinaron al campesino RAFAEL PANESSO.

05-Ene-97:
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, ACCU”, incursionaron en una vivienda ubicada en zona rural de este municipio y asesinaron al campesino EMIRO MOSQUERA.

02-Ene-97:
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, ACCU”, sacaron a los campesinos JUAN CÓRDOBA y PASTOR CÓRDOBA por la fuerza de sus viviendas y posteriormente los asesinaron.

03-Ene-97:
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, ACCU,” asesinaron a CIPRIANO CORNELIO MOSQUERA, un empleado a quien sindicaron de ser auxiliador de la guerrilla.

09-Feb-97:
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, ACCU”, irrumpieron en zona rural del municipio y desaparecieron al poblador EDUARDO GIRALDO, de quien se desconoce su paradero.

12-Feb-97:
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, ACCU,” irrumpieron en zona rural del municipio y desaparecieron al poblador JUAN EVANGELISTA.

16-Feb-97:
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, ACCU”, irrumpieron en sitio no precisado del municipio y desaparecieron al poblador FAUSTINO DE LA ROSA.

27-Feb-97:
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares y militares que se desplazaban juntos por los caseríos asentados en las riberas de los ríos Cacarica, Salaquí, y otros, asesinaron al campesino MARINO LÓPEZ MENA, de 35 años, en el caserío de Bijao – Cacarica. El día anterior le habían quitado sus documentos de identidad y este día regresaron, lo obligaron a subirse a una palma a bajarles cocos a los victimarios y luego lo asesinaron. Cuando él quiso huir por el río, le dispararon, y luego de atraparlo le cortaron la cabeza, partiendo luego su cuerpo en pedazos. Militares y paramilitares se dedicaron luego a jugar fútbol con su cabeza y quisieron obligar a su comunidad de Bijao a hacer lo mismo. Los pobladores aterrorizados se desplazaron hacia Turbo, al igual que varios millares de pobladores de los asentamientos de los ríos aledaños. Los victimarios le dijeron a los campesinos: “Esto es para que ustedes se den cuenta de lo que somos capaces de hacer”. El operativo conjunto de militares y paramilitares era parte integrante de la “OPERACIÓN GÉNESIS”, dirigida por el General Rito Alejo del Río, comandante de la Brigada XVII del ejército con sede en Carepa, Antioquia, operación que causó el desplazamiento forzado de muchos millares de campesinos.

03-Mar-97:
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, ACCU,” incursionaron en zona urbana y llevaron por la fuerza al poblador APOLINAR LICONA.

07-Mar-97:
En RIOSUCIO, Chocó, Paramilitares asesinaron a VíCTOR MANUEL MUÑOZ y a JORGE LUIS JIMÉNEZ en zona rural.

08-Mar-97:
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares desaparecieron a la campesina HERIODÍADES GONZÁLEZ, a quien obligaron a descender de la embarcación en que se transportaba, llevándola con rumbo desconocido.

16-Mar-97:

En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares retuvieron en un punto sobre el río Truandó a dos campesinos que se dirigían hacia el municipio de Riosucio con un cargamento de madera. Allí les fue quitada la carga, la embarcación y otras pertenencias, siendo posteriormente obligados a abordar una panga, llevándolos con rumbo desconocido. Permanecen desaparecidos: PEDRO PABLO PALACIO y ARMENCIO SERNA

09-May-97:
En QUIBDÓ Chocó, paramilitares torturaron, degollaron y asesinaron al joven ALBINO GARCÉS y abandonaron su cuerpo en la vía al corregimiento Yuto, cerca a la inspección de policía departamental Samurindó. Días antes lo sacaron de su casa en Quibdó y lo montaron en un taxi, llevándolo con rumbo desconocido.

21-May-97:
En QUIBDO, Chocó, paramilitares incursionaron en el sitio Loma de Belén, esposaron a MIGUEL HENOR MENA VALOYES y lo asesinaron delante de los demás pobladores.

24-May-97:
En BOJAYÁ, Chocó, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá” desaparecieron a ELIGIO GONZÁLEZ BLANDÓN, motorista del equipo evangelizador, cuando se bañaba en el río Atrato. Los victimarios procedieron a llevarlo en una panga, cubierto con un plástico. Ante las peticiones del equipo evangelizador de hablar con el jefe de las ACCU para salvar su vida, el jefe paramilitar conocido como el “Alacrán”, les manifestó que “ya era tarde” pues se encontraba en una lista como guerrillero del Frente 5 de las FARC.

27-May-97:
En QUIBDO, Chocó, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá” torturaron y asesinaron al campesino JOSE HENRY HINESTROZA luego de interceptar el bote en el que se transportaba en el río Munguidó a recoger una madera que tenía cortada en un lugar cercano. Los victimarios lo acusaron de avisar a la guerrilla de su presencia, lo obligaron a llevarlos hasta el Atrato, en donde lo asesinaron y torturaron. No dejaron que ni su familia ni la Cruz Roja recogiera su cadáver.

27-May-97:
En QUIBDO, Chocó, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá” asesinaron a NICOMEDES RENTERIA cuando se dirigía al entierro de su hijo en un bote por el río Munguidó, en hecho ocurrido en la comunidad Villa Nueva. Le dispararon en presencia de los demás pasajeros de la embarcación.

28-May-97:
En MUTATÁ, Antioquia, paramilitares desaparecieron al dirigente indígena y Gobernador Mayor del Cabildo de Pabaira, MISAEL DOMICÓ, en hecho ocurrido en la carretera al mar cuando la víctima se dirigía en compañía de sus hijos hacia el corregimiento de Pavarandó, jurisdicción del municipio de Mutatá.


27-May-97:

En MUTATÁ, Antioquia, paramilitares asesinaron a JOSÉ PITALÚA, FIDEL SUESCÚN y otro campesino a quien apodaban “PERICO”, luego de incursionar en la vereda Llano Rico hacia las 6 p.m., donde reunieron a los pobladores, solicitaron documentos de identidad y seleccionaron a 3 personas a quienes asesinaron.


28-May-97:

En MUTATÁ, Antioquia, paramilitares incursionaron en la vereda Llano Rico, sacaron de su casa al campesino EDILBERTO JIMÉNEZ, lo llevaron a un kiosco en el parque central, le cortaron el pelo al estilo militar, lo amarraron, lo pasearon así por el pueblo y luego, junto a la casa de sus padres, lo asesinaron. Al retirarse anunciaron que luego irían al corregimiento Pavarandó “a matar guerrilleros”.


01-Jun-97:

En BOJAYÁ, Chocó, paramilitares asesinaron de varios impactos de arma de fuego a DAVID OSORNO VALENCIA, motorista del hospital del municipio de Vigía del Fuerte (Antioquia), luego de interceptarlo cuando se dirigía por río del municipio chocoano hacia su residencia.

08-Jun-97:
En BOJAYÁ, Chocó, paramilitares asesinaron a CARMELO BEYTAR, ayudante de un aserrador de madera. Luego de sacarlo por la fuerza de su vivienda, lo llevaron por el río y le dieron muerte. Fue enterrado en la finca del señor Félix Guardia que se ha convertido como cementerio de los paramilitares. La víctima era desplazado de Riosucio, Chocó.

08-Jun-97:
En BOJAYÁ, Chocó, paramilitares desaparecieron al aserrador PEDRO JOSÉ MARTÍNEZ CHALA. Los Victimarios lo condujeron al casco urbano de Vigía del Fuerte donde los paramilitares tenían su puesto de control, lo torturaron y luego lo desaparecieron. Algunos pobladores lo vieron por última vez amarrado bajo el poder de los paramilitares.

14-Jun-97:
En BOJAYÁ, Chocó, paramilitares asesinaron al poblador FABIO PALOMEQUE en el sitio La Loma, “por haber dado informaciones falsas” a los miembros de este grupo armado.

15-Jun-97:
En BOJAYÁ, Chocó, paramilitares asesinaron al joven WILMER MENA MENA, enterrándole un cuchillo en el cuello y cortándole un brazo, en hecho ocurrido en Bellavista, cabecera municipal.

21-Jun-97:
En EL CARMEN DE ATRATO, Chocó, paramilitares desaparecieron a los indígenas BENJAMÍN VELÁSQUEZ, FRANCISCO VELÁSQUEZ y CARLOS MARIO VELÁSQUEZ, entre ellos al gobernador de la comunidad.

01-Jul-97:
En VIGÍA DEL FUERTE, Antioquia, paramilitares torturaron y asesinaron al campesino JOSÉ DOLORES PALACIOS, quien fue retenido frente a la Estación de Policía de este municipio y llevado por la fuerza hacia el río Bojayá.
Su cadáver con huellas de tortura y en avanzado estado de descomposición fue entregado el 5 de julio a un hijo suyo, quien se desempeña como agente de policía en Quibdó.

23-Jul-97:

En QUIBDÓ, Chocó, paramilitares asesinaron a los campesinos RICARDO HERNÁNDEZ GARCÍA y DOMINGO SANTOS CÓRDOBA, quienes pertenecían a la comunidad de Munguidó y eran miembros de la Asociación Campesina Integral del Atrato, ACIA. Sus cadáveres fueron encontrados en la vía que conduce al corregimiento Guayabal, con señales de tortura y quemados con ácido. Estas ejecuciones se presentan en un contexto en el que dicha organización campesina avanza en el proceso de titulación colectiva de sus territorios en el Medio Atrato. El territorio en titulación abarca 800.000 hectáreas.


28-Jul-97:

En QUIBDÓ, Chocó, paramilitares desaparecieron al campesino CONCEPCIÓN PEREA PEREA, quien se desempeñaba como Presidente de la Junta Coordinadora de Hogares del Instituto de Bienestar Familiar y miembro de la Asociación Campesina Integral del Atrato - ACIA.

17-Nov-97:
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares llegaron en horas de la noche a la casa de ANA LEONOR MOSQUERA, la sacaron de su residencia, le quitaron a su hija de 4 meses de los brazos y se la entregaron al abuelo, posteriormente la asesinaron en la última casa del pueblo.

23-Nov-97:
En URRAO, Antioquia, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, ACCU”, incursionaron en la vereda La Magdalena, y asesinaron a los campesinos NORBEY DE JESÚS SEPÚLVEDA
MONTAÑO, ALFREDO RAMÍREZ, JOSÉ LIZANDRO GARCÍA FLOREZ y ELKIN CASTAÑO GARCÍA
, quienes se desplazaban desde el sitio Punta de Ocaidó, por la vía Carmen de Atrato, Chocó. Los cadáveres de los campesinos fueron encontrados en aguas del río Penderisco.

03-Dic-97:
En RIOSUCIO, Caldas, paramilitares incursionaron hacia las 9 de la mañana en una finca de JOSE MARIA CÁRDENAS, ubicada en la vereda Bajo Pirza, y procedieron a llevárselo. Su cadáver fue hallado al día siguiente semienterrado, degollado, sin manos, sin pies, sin testículos, sin pene y con la cabeza introducida en el estómago.

05-Dic-97:
En EL CARMEN DE ATRATO, Chocó, paramilitares que se movilizaban con total libertad en la localidad a bordo de motocicletas sin placas, asesinaron a RUBÉN DARÍO MAYA, en el barrio La Paz, a las 12:15 p.m.

13-Dic-97:
En MURINDÓ, Antioquia, paramilitares identificados como “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá” desaparecieron a los pobladores EDILBERTO CUESTA, MILE JOHANA CÓRDOVA, ABELARDO CÓRDOVA, RÉGULO MENA RENTERÍA y una persona más no identificada, cuando la embarcación en la que subían desde Riosucio fue interceptada en uno de los múltiples retenes instalados a lo largo del río Atrato.

17-Dic-97:

En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares asesinaron a 16 campesinos y desparecieron a doce más, luego de incursionar durante los días 17, 18 y 31 de diciembre en las poblaciones aledañas a los ríos Jiguamiandó y Arrastradero, en las veredas Remacho, Uradá, Santa Fe, Apartadocito, Arrastradero, Zapayal, Nueva Esperanza y Andalucía; en la inspección de policía Puerto Lleras y en el caserío Llano Rico. En los mismos hechos los paramilitares quemaron varias viviendas de las veredas de Zapayal y de Bijao Medio, destruyeron y robaron bienes indispensables para la población civil y realizaron ametrallamientos indiscriminados en la inspección de policía Puerto Lleras. La acción paramilitar provocó el desplazamiento forzado de más de 1.200 campesinos, hacia la inspección de policía de Pavarandó, del municipio de Mutatá (Antioquia), donde se hallan asentados más de 4.000 campesinos de la región del Bajo Atrato.

El 17 de diciembre en horas de la mañana, uno de los grupos paramilitares hizo presencia en la vereda Apartadocito y procedió a ejecutar a los jóvenes campesinos RUBIEL SAN PEDRO TUBERQUIA y ABEL GUISAO, cuyos cadáveres fueron arrojados a una fosa común. Ese mismo día en la vereda Arrastradero, los paramilitares asesinaron cerca de su vivienda al matrimonio conformado por VÍCTOR SOTO y ESTEBANA BERRÍO, cuyos cadáveres fueron arrojados a la orilla del camino. El 18 de diciembre en horas de la mañana, en el camino que conduce a la vereda de Uradá, los paramilitares interceptaron a dos campesinos que se movilizaban a caballo y procedieron a asesinarlos a golpes y de varios impactos de bala. Momentos después, en el camino entre las veredas Remacho y Buenavista los paramilitares interceptaron a ANDRÉS CASTAÑO y a ARGEMIRO CORREA y procedieron a asesinarlos con varios impactos de arma de fuego; Andrés fue degollado y a Argemiro le fue cortada la cabeza, le abrieron el estomago y le colocaron la cabeza dentro del estomago. En la misma acción los paramilitares se llevaron por la fuerza a tres campesinos jóvenes de 15, 16 y 17 años, desconociéndose su paradero. En el camino entre las veredas de Remacho y Llano Rico los paramilitares interceptaron a GERARDO CARVAJAL, miembro de la Comunidad de Paz de San Francisco de Asís, a quien luego de sacar por la fuerza de su trabajo, procedieron a ejecutarlo de varios impactos de bala, arrojando posteriormente su cadáver en un sitio cercano al camino veredal. Posteriormente en su recorrido los paramilitares asesinaron a los campesinos JOSÉ TEÓFENES GÓMEZ, LUIS CORREA, GERARDO VARGAS y LIBARDO N..

El 31 de diciembre, siendo aproximadamente las 9:00 a.m., los paramilitares interceptaron en el sitio Caño Claro a un grupo de campesinos, entre ellos dos menores de 12 y 6 años de edad y un anciano, quienes se desplazaban hacia el caserío de Llano Rico. Los paramilitares obligaron a las víctimas a tenderse en el suelo y los niños fueron separados de los mayores y encerrados en una casa. Allí les fue exigido el documento de identidad e interrogados, siendo finalmente asesinados LUIS EMERSON MARTÍNEZ, MIGUEL ENRIQUE CARDOZO y WILFRIDO PIMIENTO. La totalidad de las víctimas hacían parte de los campesinos desplazados de la región del Bajo Atrato, que desde marzo pasado se hallaban en los campamentos de campesinos desplazados en Pavarandó. Durante esa acción los paramilitares llegaron a la vereda Santa Fe e interceptaron a un grupo de seis campesinos, entre ellos TRES MIEMBROS DE LA FAMILIA HERNÁNDEZ: JOSÉ HERNÁNDEZ, ÉDISON MANUEL HERNÁNDEZ y BERTA HERNÁNDEZ, quienes fueron obligados por la fuerza a ir con ellos, sin que se conozca su paradero. Otras vívtimas de esta incursión paramilitar fueron: PABLITO LOPEZ, MARIO N., MANUEL CUESTA, ALCIDES DOMICÓ, JULIÁN ARTURO GARCÉS y seis personas más cuyos nombres no fueron registrados.

23-Dic-97:
En MUTATÁ, Antioquia, paramilitares incursionaron en predios de la finca La Maporita, en la inspección de policía departamental de Bajirá, y asesinaron a JOSE ALBERTO MOSQUERA LOZANO y a otro campesino no identificado.

30-Dic-97:
En EL CARMEN DE ATRATO, Chocó, paramilitares que se movilizaban en motos sin placas, lo asesinaron a JHON FREDDY ÁLVAREZ a las 2:30 p.m. en la vereda La Habita, sector La Hélice, jurisdicción de este municipio. Posteriormente le dieron a unos jóvenes un plazo de 48 horas para abandonar la región, pues de lo contrario los ejecutarían. Finalmente amenazaron a toda la población avisándoles sobre la “...necesidad de preparar de 40 a 70 tumbas en el cementerio local, pues en los próximos días existirá (sic) una campaña de limpieza”.

31-Dic-97:
En EL CARMEN DE ATRATO, Chocó, paramilitares que se movilizaban en motos sin placas, asesinaron a JAIME RAMÍREZ PALACIO propinándole varios disparos de arma de fuego. Luego del entierro del joven Jhon Freddy Alvarez Valderrama, estando en el sitio El Puente, los paramilitares le dispararon en repetidas ocasiones, quedó herido y fue trasladado de inmediato al hospital local; horas después, los mismos sujetos entraron al hospital y lo asesinaron. Posteriormente amenazaron a varios jóvenes, dándoles un plazo de 48 horas para salir del pueblo, pues de lo contrario atentarán contra sus vidas; de igual forma amenazaron a toda la comunidad informándoles sobre “...la necesidad de preparar de 40 a 70 tumbas en el cementerio local, pues en los próximos días existirá (sic) una campaña de limpieza”.

Génesis de la Iniquidad.

“MANUALES DE CONTRAINSURGENCIA

El Manual de 1962 cataloga a los movimientos de resistencia u opositores del gobierno como: “enemigo” “fuerza irregular”, “manifestación externa de un movimiento de resistencia contra el gobierno local por parte de un grupo de la población” (pg.5) Además afirma que “El campo de batalla en la actualidad ya no tiene límites, puede incluir naciones enteras” (pg.34).

“el crecimiento y continuación de una fuerza irregular depende del apoyo suministrado por la población civil” (Manual de 1962, pg. 5),

“la guerra moderna consiste en enfrentarse a una organización establecida en el mismo seno de la población” (Manual de 1963 pg. 64)

“en la población civil se fundamenta la existencia de los grupos subversivos” (Manual de 1979, pg. 32, 59 y 159, y Manual de 1987, pg. 35)

“el significado de la población civil como uno de los principales objetivos en la guerra irregular” (Manual de 1979, pg. 79-80).

Bogotá, D.C Abril 12 de 2006
COMISION INTERECLESIAL DE JUSTICIA Y PAZ

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya