Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Miércoles, septiembre 20 de 2017
 

Por lo menos sus nombres 33

Institucionalización paramilitar del Bloque “Elmer Cárdenas”

Martes 15 de agosto de 2006

2 | |

Génesis de la Iniquidad

“Si usted no se va, detrás vienen los mochacabezas”, “O esta con nosotros, o se va o se muere”, “Si no nos vende, le compramos a la viuda”, “llegó el progreso, dejen de vivir juntos a sembrar palma y coca”, “esta tierra no es de ustedes, es del que está al otro lado del río”,”llegó el progreso, ya sacamos a la guerrilla, ahora tenemos que trabajar comunitariamente” desde enero de 1.996 hasta hoy han sido las expresiones verbales de los “civiles armados” de la estrategia militar encubierta a través de las cuales han justificado las fases de operación institucional.

En estos diez años, las estructuras paramilitares que hoy se desmovilizaron han cometido más de un millar de crímenes en la región del Bajo Atrato, el Norte del Chocó y el medio Atrato y un sector del Urabá antioqueño. Durante estos años han desarrollado un modelo de represión, de control y de seducción en tres fases de operación posible solamente por la TOLERANCIA, PARTCIPACION, AQUIESCENCIA de la Brigada 17 y Brigada 4, que persiste hasta el día de hoy. Primera fase del Arrasamiento Colectivo – Destrucción de lazos colectivos. Segunda fase de persecución selectiva, control de población y de bienes, sitiamiento. Tercera fase de ocupación territorial explotación maderera-, agronegocios, explotación de recursos naturales, obras de infraestructura para el mercado mundial y desterritorialización mental, espiritual de pueblos y comunidades

Hoy, a las 10 de la mañana en el caserío El Tigre, municipio de Unguía, departamento del Chocó, el tercer grupo de 700 “civiles” armados de la estrategia militar encubierta bajo el nombre del “Élmer Cárdenas” entregaron algunas de sus armas, con el mando FREDY RENDÓN HERRERA, conocido también como LUIS ALFREDO BERRIO, o como “El Alemán” con las que intimidaron, amenazaron, asesinaron, torturaron, desplazaron, presionaron persiguieron a indígenas, a afrocolombianos y mestizos. De acuerdo con las versiones de prensa no con la realidad de la población en la región se institucionalizaron los desconocidos frentes Salaquí, Salaquí Medio y Bajo Atrato, pues en lo fáctico estos nombres hasta ahora son conocidos y muchos de los que operan han sido ocultados como los que se encuentran en Domingodó, en el Cacarica. Con esta desmovilización ocultan las pretensiones de haber logrado bajo presión que las comunidades indígenas del Bajo Atrato para mostrar públicamente la supuesta base social que los respalda.

En medio del espejismo continúan negando la verdad, la apropiación ilegal de tierras en el Curvaradó en donde implementan la siembra de palma aceitera transportada a Mutatá a la EXTRACTORA BAJIRÄ; niegan el redoblamiento y la apropiación ilegal con agronegocios bananeros en La Balsa, La Balsita, La Clarita a través de la empresa MULTIFRUIT que ha firmado un convenio con la multinacional de los Estados Unidos, DEL MONTE; niegan el montaje de proyectos de exportación sobre más de medio centenar de cuerpos en fosas comunes en La Tanela; niegan la coincidencia de control militar y desplazamiento con el control que se quiere sobre el cerro Cara de Perro en el que abren el paso para la MURIEL MINING CORP.

En la práctica han desarrollado una estrategia de ocupación territorial que luego de fases de arrasamiento del año 1996 al 2000 han pasado a la de traslado de población y control social y el desarrollo agroindustrial de palma, de primitivo, ganadería extensiva y que coincide con obras de infraestructura, de explotación de riquezas naturales. Desde antes de la operación “Génesis” al mando del General Rito Alejo del Río hasta hoy las fases militares se han convertido en proyecto social y proyecto de Estado y de sociedad, legitimado en el terror, el olvido, el cansancio, la confusión, el trauma social

Insistimos contra toda evidencia ocultan los crímenes, las pruebas de asesinados, de desaparecidos que se encuentran en fosas comunes, opositores políticos, lideres indígenas y afrocolombianos, comunidades y pueblos- Allí lo que eran campos de tortura y exterminio son centros desde donde desarrollan proyectos del “progreso” cimentado en sangre, en impunidad, en destrucción, en colonización de la mente. Con bendiciones institucionales regionales y locales de gobernadores de Antioquia, empresariales, religiosas y mediáticas, los “civiles” armados de la estrategia paramilitar desarrollan la nueva fase de posesión territorial con proyectos en los que pretenden vincular a los familiares de las víctimas y a las mismas víctimas, sin que haya un proceso auténtico de Verdad, de Justicia y de Reparación.

Insistimos pretenden matar sin balas, colonizando el alma de pueblos afrocolombianos, indígenas y mestizos para hacerlos socios, trabajadores de las propuestas de “progreso” y reconciliación. POR LO MENOS ahora SUS NOMBRES

Contra toda evidencia bajo la estrategia paramilitar ocultan los lugares de fosas comunes en donde reposan las vidas, los NOMBRES de indígenas, de afro y de campesinos mestizos, de integrantes de la oposición política. Disfrazan el crimen como virtud con cadenas económicas que combinan lo militar, lo social, negando el Derecho a la sobrevivencia y a la existencia de los pueblos indígenas en el norte del Chocó y de afrodescendientes en el bajo y medio Atrato. A través de la estrategia copan concejos comunitarios a quienes presionan, o engañan o compran para enfrentarlos a ellos mismos o a los pueblos indígenas. Contra toda evidencia sostienen la mentira como si fuera verdad, la guerra como si fuera paz.

En desarrollo de la estrategia militar adoptaron diversos nombres, inicialmente como Autodefensas de Córdoba y Urabá”, luego como “Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, y como Bloque “Elmer Cárdenas”, sus actuaciones contaron con la OMISION, TOLERANCIA, AQUIESCENCIA de la Brigada 17 y 4.

POR LO MENOS AHORA SUS NOMBRES
Ante la consolidación de un modelo de desarrollo excluyente, sustentado en el terror, en la destrucción de millares de vidas humanas y del control poblacional POR LOS MENOS LOS NOMBRES de algunas de sus víctimas, ellos testifican en medio del espectáculo de la desmovilización lo que se oculta detrás de este “progreso”. Por lo Menos ahora sus Nombres, algunos Nombres.

Nombres de vidas humanas, de pieles diversas, de cosmovisiones diversas acallas, exterminadas, extinguidas por una estrategia militar sustentada en el narcotráfico, impositiva de un modelo de sociedad excluyente

NOMBRES que hablan, de una estrategia criminal que nació con el Estado, quién hoy los asume públicamente como una nueva etapa del Estado de Hecho que se ha ido construyendo en Colombia.

POR LOS MENOS SUS NOMBRES, algunos nombres en un Estado de Hecho. Una paz como simulacro de paz. La paz pacificada. La paz sin justicia. La paz del silencio. La paz sin Democracia real. POR LO MENOS SUS NOMBRES MIENTRAS ES POSIBLE DESDE LA MEMORIA CONSTRUIR LA JUSTICIA

POR LO MENOS SUS NOMBRES

Octubre de 1996
Caserío LAS BRISAS, Cuenca del Curvaradó, Chocó dentro de la estrategia paramilitar ingresaron hombres de la Brigada XVII con uniformes del Batallón Voltígeros, otros dos exguerrilleros apodados ”Emerson” y ”El Valle”, sacando a 8 campesinos, de los cuales cinco de ellos fueron asesinados y se llevaron amarrados a los otros tres. Algunos de sus cadáveres aparecieron en el Puente de Caño Seco.

20 de diciembre de 1996
En RIOSUCIO Chocó, se desarrollo de una estrategia armada paramilitar cuando ingresan al municipio de Riosucio a las 6:00 a.m. con la complicidad de la Policía y el ejército, desaparecieron a JOSE LIESNEO ASPRILLA MURILLO, BENJAMIN ARBOLEDA CHAVERRA, EDISON RIVAS CUESTA, ROBINSON MARTINEZ, FRANCISCO MARTINEZ MENA, luego de las cuales quedaron en fosas comunes en Santa María la Antigua del Darién cuatro cuerpos.

03 de Enero de 1998
En EL CARMEN DE ATRATO, Chocó, “civiles armados de la estrategia paramilitar llegaron a la vivienda de GILDARDO TABORDA, a quien asesinaron en presencia de sus familiares.

04 de febrero de 1998
En RIOSUCIO, Chocó, “civiles” armados de la estrategia paramilitar luego de bajar en un retén a los campesinos desplazados OSCAR MORENO y VICTORIANO VALOYES, los asesinaron en el Corregimiento Pavarandó Grande. Los campesinos fueron asesinados.

23 de Febrero de 1998
En MUTATÁ, Antioquia, “civiles” armados de la estrategia paramilitar, en un sitio cercano a las fincas La Olla y La Esmeralda, en el corregimiento Llano Rico, municipio de Riosucio, departamento de Chocó, torturaron y asesinaron a seis campesinos: RAMIRO MENA, CLÍMACO SERPA, JHON JAIRO TORDECILLAS, JORGE IVÁN FRANCO, LEYSON ARTURO FRANCO y LUZ STELLA OQUENDO.

13 de junio de 1998
En EL CARMEN DE ATRATO, Chocó, “Civiles” armados de la estrategia paramilitar incursionaron en la vereda Zabaleta, llevándose por la fuerza a tres indígenas Emberá, dos de ellos fueron asesinados y uno se encuentra desaparecido.

09 de Febrero de 2000
En EL CARMEN DE ATRATO, Chocó, “Civiles” armados de la estrategia paramilitar, asesinaron a FRANCISCO JOSÉ CALLE RAMÍREZ

18 de Febrero de 2000
En RIOSUCIO, Chocó, “Civiles” armados de la estrategia paramilitar asesinaron a EUSEBIO PEREA, miembro de la Comunidad de Paz de San Francisco de Asís, cuando se dirigía por el río Truandó hacia el asentamiento de Clavellino.

10 de Junio de 2000
En MUTATÁ, Antioquia, “civiles” armados de la estrategia paramilitar asesinaron al campesino BERNARDO ROLDÁN y desaparecieron a HUMBERTO TALAIGUA y a LUIS AMASTA, también campesinos, en Bracito, corregimiento de Pavarandó.

11 de Julio de 2000
En EL CARMEN DE ATRATO, Chocó, “Civiles” armados de la estrategia paramilitar asesinaron los campesinos ALBERTO IBARRA IBARRA, WILLINGTON DE JESÚS RIVERA, LUCIANO URÁN, JUAN ALONSO MONTOYA RUÍZ y ADILIO DE JESÚS MONTOYA RUÍZ, en el caserío la Argelia.

16 de Julio de 2000
En RIOSUCIO, Chocó, “civiles” armados de la estrategia paramilitar asesinaron al campesino JOSÉ MOSQUERA, luego de sacarlo de su vivienda y de “robarle la plata de la venta de su cosecha.

27 de Noviembre de 2000
En UNGUÍA, Chocó, “Civiles” armados de la estrategia paramilitar asesinaron en el sitio Paloblanco a RIGOBERTO CASTRO MORA, Alcalde de Unguía.

15 de Enero de 2001
En RIOSUCIO, Chocó, “Civiles” armados de la estrategia paramilitar asesinaron a MIGUEL MARTÍNEZ, DAGOBERTO GAVIRIA LARIS, e hirieron de gravedad a: ITALA Y ÉLIDA mayores de edad, en la Comunidad de Paz de Buena Vista a orillas de Caño Claro Los paramilitares desaparecieron a un joven e incendiaron diez casas.

19 de Enero de 2001
En RIOSUCIO, Chocó, “civiles” armados de la estrategia paramilitar asesinaron a FLORENTINO ARROYO, de sesenta años, integrante de la Comunidad de Paz de Buenavista, incendiaron seis casas y hurtaron los documentos de identificación de varios pobladores.

27 de Mayo de 2001

En RIOSUCIO, Chocó, “Civiles” armados de la estrategia paramilitar asesinaron a LAUREANO SIERRA, en el sitio El Raicero, ubicado en el Parque Nacional los Katíos, corregimiento Puente América- Cacarica.

12 de Septiembre de 2001
En RIOSUCIO, Chocó, “Civiles” armados de la estrategia paramilitar asesinaron con garrotes, piedras, cuchillo, machete y disparos a EULALIO BLANDÓN de 16 años, INÉS BLANDÓN en estado de embarazo y madre de 5 hijos, RUBÉN DARÍO RENTERÍA DURÁN degollado, SEGUNDO SALINAS IBARRA y CÉSAR EMILIO CHAVERRA asesinados con golpes de piedra y garrote y desaparecieron otra persona más. Posteriormente incursionaran a las 8:00 a.m. en el caserío Puerto Lleras y en la inspección de policía Pueblo Nuevo


07de Febrero de 2002

En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares asesinaron a un campesino, detuvieron arbitrariamente y torturaron a dos más e igualmente detuvieron a un número no determinado de campesinos, durante operativo realizado entre el 7 y 10 de febrero en los caseríos Villa Hermosa-La Raya, Quebrada Bonita, La Balsa, San José de la Balsa, Barranquilla, Nueva Vida y Esperanza en Dios, los cuales forman parte del Territorio Humanitario del Cacarica. Ese día los paramilitares asesinaron de 8 impactos de bala a RAMIRO VASQUEZ en el caserío Quebrada Bonita. El mismo día arribaron a Villa Hermosa- La Raya, en donde pasaron la noche y llevaron por la fuerza a SEGUNDO MANUEL MENDOZA TORRES y a TOMAS MONTERROSA a quienes torturaron y posteriormente liberaron en compañía de la esposa de Ramiro, a la que obligaron a cocinarles en medio de amenazas.

22 de Abril de 2002
En RIOS SUCIO, chocó. Hacia las 7:00 a.m en el retén de Tumaradó, sobre el río atrato, miembros de los grupos paramilitares detuvieron una chalupa particular y un casco propiedad de un miembro de CAVIDA, en donde se movilizaban miembros de las Comunidades del Cacarica, provenientes de los Asentamientos Esperanza en Dios y Nueva Vida con dirección al puerto de Turbo, unos transportando madera y otros hacia el Hospital por motivo de enfermedad. Los paramilitares procedieron a retener EDWIN ORLANDO SALAZAR MOSQUERA a quien obligan a bajar de la embarcación, lo transportan en otra. Hasta la fecha se encuentra desaparecido.

04 de Mayo de 2002
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares asesinaron a JOSÉ LORENZO BALOYEZ en zona rural.

08 de Mayo de 2002
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares asesinaron a PASTOR MORENO, EVANGELISTA RODRÍGUEZ y CLARILDO CAICEDO, en el corregimiento de
Domingodó. Este mismo día en Bocas del Curvaradó asesinaron a ENRIQUE TUBERQUIA.

12 de Mayo de 2002
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares asesinaron en zona rural a LEOVIGILDO CHALA y a N. CÓRDOBA.

07 de Julio de 2002
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares asesinaron a LUIS ASPRILLA en la vereda La Guinea y posteriormente su cadáver fue arrojado a las aguas del río Salaquí.

26 de Noviembre de 2002
En RIOSUCIO, Chocó, “civiles” armados de la estrategia paramilitar asesinaron a CRISTÓBAL HINESTROZA PAZ, y amenazaron de muerte a tres más. El hecho sucedió luego de que las víctimas, quienes son integrantes de los Consejos Comunitarios del Jiguamiandó y del Curbaradó, terminaran una reunión en el Resguardo Indígena de Uradá.

17 de enero de 2003
En Paya y Pucuro, Darién Panamá, frontera con Colombia cuatro autoridades indígenas fueron asesinadas por paramilitares colombianos que atacaron y saquearon las aldeas fronterizas de Paya y Pucuro, en Darién. Un grupo de 150 paramilitares asesinaron a ERNESTO AYALA, jefe cacique; SAN PASCUAL AYALA, segundo cacique, LUIS ENRIQUE MARTINEZ, comisario de esta aldea y GILBERTO VASQUEZ, gobernador de Pucuro.

12 de Marzo de 2003
En RIOSUCIO, Chocó, “civiles” armados de la estrategia paramilitar desaparecieron a CARLOS QUINTO y detuvieron a su hermano. El hecho ocurrió en el corregimiento Puente América Cacarica.

06 de Junio de 2003
En RIOSUCIO, Chocó, paramilitares desaparecieron a LISANDRO MARTÍNEZ, CRISTÓBAL BLANDÓN BORJA, DEIVIS JIMÉNEZ DÍAZ y a JOSÉ FRANCISCO N, luego de que irrumpieran en el caserío Nueva Esperanza.

07 de Julio de 2003
En CARMEN DEL DARIEN, Chocó, paramilitares asesinaron de cinco impactos de fusil, en el sitio Zapayal ubicado sobre la margen derecha del río Jiguamiandó, a CARLOS SALINAS BECERRA, afrodescendiente del Consejo Comunitario de Puerto Lleras y quien se encontraba cobijado desde marzo pasado con medidas provisionales resueltas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.


15 de Octubre de 2005

En Belén de Bajirá, disputado por Antioquia y Chocó, A las 12:45 del día fue detenido arbitrariamente y desaparecido el poblador del Consejo Comunitario del Curvaradó ORLANDO VALENCIA, luego de que el vehículo en que viajaba junto con acompañantes nacionales e internacionales y otros miembros de las comunidades, fue interceptado por la policía de Belén de Bajirá. 15 minutos después de ser dejado en libertad, el afrodescendiente fue abordado por dos paramilitares quienes lo obligaron a abordar una motocicleta. Cinco días después su cadáver fue encontrado con evidentes signos de tortura y sus manos atadas a la espalda.


Génesis de la Iniquidad.

“MANUALES DE CONTRAINSURGENCIA

El Manual de 1962 cataloga a los movimientos de resistencia u opositores del gobierno como: “enemigo” “fuerza irregular”, “manifestación externa de un movimiento de resistencia contra el gobierno local por parte de un grupo de la población” (pg.5) Además afirma que “El campo de batalla en la actualidad ya no tiene límites, puede incluir naciones enteras” (pg.34).

“el crecimiento y continuación de una fuerza irregular depende del apoyo suministrado por la población civil” (Manual de 1962, pg. 5),

“la guerra moderna consiste en enfrentarse a una organización establecida en el mismo seno de la población” (Manual de 1963 pg. 64)

“en la población civil se fundamenta la existencia de los grupos subversivos” (Manual de 1979, pg. 32, 59 y 159, y Manual de 1987, pg. 35)

“el significado de la población civil como uno de los principales objetivos en la guerra irregular” (Manual de 1979, pg. 79-80).

Bogotá, D.C Agosto 15 de 2006
COMISION INTERECLESIAL DE JUSTICIA Y PAZ

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya