Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Martes, septiembre 19 de 2017
 

Informes

Se afianzan operaciones empresariales ilegales de AGROMAR

Pedeguita y Mancilla, Chocó

Lunes 31 de julio de 2017, por Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

2 | |

El miércoles 26 de julio, en predios correspondientes a la comunidad de Bijao Onofre, territorio colectivo de Pedeguita y Mancilla, nuestra Comisión de Justicia y Paz, junto a observadores internacionales, constataron los avances en la implementación de los proyectos agroindustriales de la empresa AGROMAR.

La adecuación de los terrenos y siembra para el agronegocio de plátano fue avalada por la junta directiva del Consejo Mayor, en cabeza del cuestionado representante legal Baldoyno Palacios.

Se constató además el asentamiento de personas ajenas al territorio colectivo, dedicadas a dar continuidad a las órdenes de la empresa AGROMAR.

La utilización de maquinarias tipo retroexcavadora para la adecuación de los terrenos y construcción de canales para la agroindustria del plátano generó un impacto ambiental negativo dentro de los frágiles suelos del territorio.

Se observó el levantamiento de viviendas por parte de los nuevos parceleros, fuentes informaron a nuestra Comisión que Baldoyno Palacios vendió estos predios por un valor que oscila entre $1.200.000 y $1.400.000 por hectárea.

Desde el punto conocido como el acopio, caminando por el camellón que conduce a la comunidad de Bijao Onofre, es notable la cantidad de costales con semilleros de plátano que se posan a lado y lado del camino.

En las ilegitimas e ilegales parcelaciones se observaron cajas de la empresa Turbana Corp., empresa con sede administrativa en Coral Gables, Florida, Estados Unidos.

Turbana Corp., es la quinta importadora de banano en ese país y la primera de plátano, y es filial de la empresa beneficiaria de las acciones de despojo UNIBAN.

Baldoyno Palacio en diferentes espacios afirmó que se reanudará la siembra de palma aceitera dentro del territorio colectivo de Pedeguita y Mancilla.

Cabe recordar que la agroindustria palmera fue impuesta por la empresa Recife S.A., representada legalmente por Juan Guillermo González, beneficiarios de las operaciones paramilitares de 1997. González, también es un reconocido empresario ganadero, ocupante de “mala fe”, quien ha sostenido que: “Nosotros vamos a cortar el plátano que ha sembrado las familias reclamantes, porque vamos a recuperar el negocio de la palma, que le pertenece al consejo

Bogotá, D.C., julio 31 de 2017
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya